YCRT. Esa tozuda resistencia

YCRT. Esa tozuda resistencia

Por J. Riquelme para Pasaron Cosas-Desde sus orígenes, la gallarda empresa carbonera viene resistiendo los embates privatizadores, concesiones fraudulentas y el recorte presupuestario con la firme intención de declararla en agonía. Pero sobrevive. Y lo hace, por esa tozuda decisión de los trabajadores y las trabajadoras de resistir, porque les va la vida en ello, y lo hacen, con la anuencia de los pueblos que conforman los pueblos de la cuenca carbonífera. YCRT. ese bastión de soberanía.

La intervención empresaria, y ello es una verdad revelada, nunca tuvo la intención de mantener un diálogo abierto y despojado de mezquindades con las organizaciones sindicales con ámbito de actuación en la empresa estatal. La voz de los trabajadores se hizo oír siempre, cuando la brújula empresaria perdía el norte, y eso, fue permanente. Pero la desidia, la soberbia enfundada en traje azul, desoyó sistemáticamente las propuestas que, a través de las organizaciones sindicales reclamaban los trabajadores y trabajadoras.
La violación a los Convenios Colectivos de Trabajo, en este caso el de la Asociación de Trabajadores del Estado – CCT/75 -. Su denuncia oportuna con la intención de eliminar cláusulas convencionales que garantizan derechos irrenunciables de los trabajadores y trabajadoras aduciendo que, de esa forma, la empresa llegaría al equilibrio financiero y la auto sustentabilidad en el tiempo. Obviamente, hemos accionado con las herramientas que resguardan y protegen nuestro derecho a peticionar y resistir con la constitucional nacional como garante. Pero la justicia, hizo oscilar la balanza y su posterior inclinación de acuerdo al color político del funcionario demandado.
El ajuste dejó brazos caídos por retiros voluntarios – forzados – y bajas vegetativas del orden de los ochocientos trabajadores y trabajadoras, tanto en la cabecera empresaria, el ramal ferro industrial y el puerto Punta Loyola. Ahora, en franca contravención con lo sostenido y actuado, la intervención, cumple con ingresos por pago militante y son del orden de los cuatrocientos cincuenta. Dejaron cesante mano de obra calificada con el argumento falaz de “personal” sobrante, pero en retirada, ingresan militantes.
Hoy, un sector de la empresa se encuentra tomado pacíficamente por jóvenes que reclaman ingresar a trabajar haciendo uso de la cláusula convencional que los habilita por ser hijos de agentes, activo, pasivos, o caídos en funciones laborales.
La violación y falta de cumplimiento de las obligaciones empresarias están a la orden del día. Bonificación anual extraordinaria, el porcentaje que perciben los trabajadores pasivos y que debe ser cumplimentado por la empresa para alcanzar el 82% móvil, la convocatoria a paritaria para discutir salarios, el recorte presupuestario, la falta de inversión en sectores claves, la siempre permanente y preocupante seguridad laboral e higiene del trabajo están aún latentes y reclaman pronto trato y solución.
En este marco de situación, los trabajadores hacen sentir su descontento y llevan adelante una medida de acción directa consistente en quite de colaboración y permanencia en sectores de trabajo con marcación en sectores biométricos o tarjeta reloj. Para el día jueves 21 del corriente, frente al correo, se llevará a cabo una asamblea comunitaria de acuerdo al estado de situación empresaria, para definir acciones o la adopción de medidas resolutivas.

Inicia sesión para enviar comentarios
Subir
Template by JoomlaShine